Colorimetría maquillaje

Colorimetría del maquillaje: qué es y cómo sacarle el máximo partido

La colorimetría en el maquillaje se utiliza para saber qué colores nos favorecen y ayudan a potencializar nuestra belleza natural.

Aunque parece sencillo hablar de los colores, es un tema muy amplio en donde se tiene cuenta la variedad de tonalidades, las combinaciones, la temperatura, la dimensión del color, etc. Así que vamos a hacer de la teoría del color un aprendizaje muy sencillo y divertido de entender.

En la teoría del color, los colores se dividen en: cálidos, fríos, neutros y acromáticos

1- Colores cálidos: Son aquellos que contienen más amarillo que azul en su composición. Predominan el amarillo y el rojo. Los colores cálidos se relacionan con conceptos como: la fuerza, la alegría y el movimiento. Por ejemplo, amarillos, dorados, naranjas, rojos, café, marrón, etc. Para recordar los colores cálidos, imagina siempre un atardecer.

2- Colores fríos: Son los que contienen más azul que amarillo en su composición, entre ellos el violeta, plateado, verde y azul. Los colores fríos se suelen relacionar con conceptos como: serenidad, pasividad, sentimentalismo, amplitud y lejanía. Para recordar los colores fríos, imagina siempre el anochecer.

3- Colores neutros: Los tonos neutros ofrecen un maquillaje muy “tranquilo y suave”. Estos tonos en el maquillaje te harán lucir un look muy natural y delicado. Los colores neutros son los marrones, el beige y los tonos piel. Nos remiten a los colores tierra.

4- Colores acromáticos: El negro, el blanco y el gris conforman la paleta acromática. Esta opción permite que el maquillaje impacte mucho más.

Colores que mejor destacan según el tono de piel

-Piel blanca: Si tu piel es clara o blanca, los colores fríos y acromáticos como el violeta, verde, turquesa, azul o gris son los que más te favorecen. Puedes jugar con estos tonos para realizar un look de ojos con las mismas tonalidades, es decir, un maquillaje que vaya desde tonos azules claros a azules oscuros o puedes también crear combinaciones entre ellos, por ejemplo, un maquillaje de ojos ahumados con toques violeta.

La paleta de sombras The rock nudes™ eye shadow palette es perfecta para ti porque trae 12 colores fríos con los que puedes crear un sinfín de looks. 

-Piel trigueña: Si tu piel es de este tono, te favorecen los colores cálidos y neutros como el dorado, amarillo, naranja, beige y rojo. En tu caso, por ejemplo, las sombras en tonos marrón son perfectas. Para los labios, los tonos coral o rojo son un verdadero acierto.

La paleta de sombras The city mini palette - Downtown sunrise viene en 6 tonos que combinan tonalidades cálidas y neutras para que destaques al máximo tu belleza.

-Piel negra: Si tu piel es negra u oscura, los tonos tanto cálidos como fríos van de manera espectacular. Puedes crear perfectamente un look con tonos como el amarillo, naranja o rojo y tonos fríos como el gris y el violeta. Para los labios, tonos chocolate o fucsia intenso lucirán de maravilla.

Total temptation™ eyeshadow + highlight palette es la paleta de sombras perfecta para ti. Contiene ocho sombras de ojos entre tonalidades cálidas y frías, además, dos iluminadores para que resaltes y definas la zona de los ojos y las mejillas.

-Pelirroja: Si eres naturalmente peliroja y tu piel es blanca, te favorecen los colores cálidos. Sombras verdes o azules en tonos suaves. Y en cuanto a los labios, los tonos marrones y rojos.

ConThe city kits™ all-in-one eye & cheek palette podrás crear estilos de maquillaje sensacionales porque incluye ocho sombras de ojos cremosas, un rubor y un iluminador, ¡todo en uno!

Atrévete a jugar con nuevas tonalidades dentro de las gamas de color que mejor te favorezcan y dale paso a tu creatividad. 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.