Consigue el maquillaje ideal según tu forma de cara

Ovalada, cuadrada, circular… existen muchas formas de cara y es fundamental que conozcas cuál es la tuya para sacar así el máximo partido de tus rasgos.

Conoce cómo maquillarte y cómo acentuar o disminuir puntos exactos, para lucir un rostro definido y perfecto.

¿Cómo saber qué forma de cara tengo?

Esto parece ser un gran enigma para muchas ya que podemos confundirnos fácilmente entre un rostro ovalado, circular, triangular etc. Para descubrirlo, lo único que tienes que hacer es pararte frente al espejo y con un lápiz blanco contornear o dibujar la forma de tu cara, luego revisa ¿Qué forma ves? ¿Es circular, triangular, ovalado?

Cara ovalada: Si tu rostro es alargado.

Cara circular: Si el largo y ancho de tu cara son similares y sin rasgos marcados.

Cara cuadrad: Si tu frente y tu mandíbula tienen anchos muy similares.

Cara corazón o triangulo invertido: Si tienes la parte superior ancha (frente, pómulos) y mandíbula estrecha.

Cara diamante o hexagonal: Si tu frente y mandíbula son estrechos y tus pómulos son prominentes.

Cara triangular: Si tu frente es estrecha y la línea de la mandíbula más ancha.

Cómo maquillar cada tipo de rostro

Para resaltar y disminuir nuestros rasgos usaremos la técnica de contouring, con el contorneador en barra de fácil aplicación: Facestudio Master Contour V-Shape Duo Stick.

Cara Ovalada

Si tienes este tipo de rostro siéntete afortunada porque no es necesario hacer muchas correcciones, simplemente aplica un poco de contorno desde el pómulo hasta la sien e ilumina la zona central del rostro (centro de la frente, parte superior del pómulo y mentón) y la parte superior de la sien.

Cara circular

Aquí el objetivo es restar anchura para ello oscurecemos el contorno (desde la sien hasta el mentón) y debajo del hueso del pómulo.

Para crear un efecto alargado, iluminaremos la zona central: centro de la frente, parte superior del pómulo y mentón. El rubor irá de forma ascendente hacia sienes. Evita aplicarlo solo en las mejillas, ya que conseguirás un efecto visual de cara más redonda.

Cara cuadrada

Aquí el objetivo es suavizar un poco las zonas con ángulos muy pronunciados, para eso, oscurece los ángulos del mentón y la frente.

Se debe iluminar la zona central, pómulos y el mentón en forma de pirámide. Es importante aplicar el rubor en línea horizontal transversal, desde la sien hasta el centro del pómulo.

Cara corazón o triangulo invertido

Al igual que el rostro cuadrado, aquí el objetivo es suavizar los ángulos muy pronunciados, para eso, oscurece los ángulos de la mandíbula y frente para suavizar con las facciones e ilumina los pómulos siguiendo la forma del hueso y sien en forma de “C” , por último, el rubor se aplicará de forma transversal vertical, desde el pómulo hasta la sien.

Cara diamante o hexagonal

Para suavizar los rasgos, oscurece las sienes y el mentón e ilumina el centro de la frente y pómulos. El rubor irá en transversal horizontal, desde la mitad del pómulo hasta la sien.

Cara triangular

Aquí el objetivo es suavizar el mentón y lograr que la frente parezca más ancha sin exagerarla, para eso aplica iluminador en las sienes, mentón y pómulos. El rubor va en diagonal siguiendo la forma del hueso, pero sin llegar a la sien.

Cara diamante o hexagonal

Disimularemos los pómulos aplicando el contorno en la línea del nacimiento del cabello. En cambio, el iluminador irá en las sienes, zona del mentón y centro de la frente. Aplica el rubor centrado para no marcar pómulos. Aplicarlo en línea vertical, partiendo del centro del pómulo hacia la sien.

Atrévete a experimentar con luces y sombras para sacar el máximo partido de tus rasgos.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.