Corrector de ojeras: tipos y aplicación

El corrector de ojeras es de esos productos de maquillaje que nos encantan, porque nos ayudan a borrar imperfecciones en cuestión de segundos ¡Como si se tratara de una varita mágica!

Conoce las diferentes texturas, colores y formas de aplicación para lograr un acabado impecable.

Tipos de corrector

Existen diferentes texturas y colores de correctores para lograr diferentes efectos. En cuanto a la textura, las más usadas son en barra, en crema y líquido.

Barra: Este tipo de correctores cubren bastante bien por ser completamente sólidos. Es importante que apliques una pequeña cantidad y difumines muy bien para evitar que las líneas de expresión se marquen.

Crema: Su cobertura es densa para ojeras e imperfecciones profundas.

Líquido: Es el más sencillo de usar y ofrece una cobertura media para tapar ojeras y otras imperfecciones.

Tonos de corrector

Beige: Es el tono universal y el que solemos usar para iluminar e igualar el tono de la piel cubriendo zonas oscuras del rostro como las ojeras.

Anaranjado o salmón: Se usa para camuflar ojeras en tonos más azulados.

Verde: Se utiliza para cubrir rojeces, granos y pequeñas cicatrices o venitas.

Amarillo: Disimula esas zonas de color más intenso tirando a violeta o morado, es perfecto para tapar ojeras lilosas y hematomas.

Te super recomendamos el corrector de ojeras de larga duración Instant Age Rewind Dark Circles Treatment Concealer. Este corrector de cobertura total borra al instante las ojeras y las líneas finas, y disminuye la hinchazón, gracias a su fórmula que contiene bayas de goji y Haloxyl, que aumentan la circulación sanguínea, para que el área de los ojos luzca súper radiante y fresca. Viene en 12 tonos para pieles claras y oscuras, así que podrás seleccionar el color perfecto para ti.

¿Cómo encontrar mi tono de corrector?

Cuando vayas a elegir tu corrector, decídete por solo un tono más claro que el de tu piel para conseguir un ligero efecto iluminador. Evita los tonos más oscuros ya que intensificarás aún más la apariencia de las ojeras.

¿Cómo aplicar el corrector de ojeras?

Toma una pequeña cantidad del producto y aplícalo con el dedo anular, con una esponja o con una brocha especial, dando ligeros golpecitos en la zona. Difumínalo bien hasta que se camufle con tu piel, realizando movimientos suaves y circulares. Finalmente, sella con polvos compactos.

Consejo: Aplica previamente una crema de contorno de ojos para suavizar la zona e hidratarla; de esta forma evitarás que el producto se cuartee o que se marquen aún más las líneas de expresión.

Ahora ya sabes todo lo necesario para elegir tu corrector ideal y lograr una aplicación perfecta. Luce un rostro iluminado e impecable.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.