¿Cómo aplicar el contorno de maquillaje?

Seguramente has escuchado un montón sobre la nueva técnica de contorno en maquillaje o contouring, pero ¿sabes específicamente qué es, qué productos existen y cómo aplicarlo? Aquí te contamos toooodo lo que tienes que saber para sacar el máximo partido a tu rostro.

¿Qué es el contouring?

El contouring es una técnica de maquillaje que consiste en esculpir tu cara con la ayuda de luces y sombras para que los rasgos se vean mucho más definidos. Con esta técnica puedes resaltar o disimular algunas áreas como la nariz, el mentón, la frente, los pómulos y la mandíbula.

En la aplicación del contouring existen 3 reglas básicas: debes aplicar el tono más claro en las zonas que quieras resaltar; el tono oscuro, a las zonas que quieras disimular y, por último, es importantísimo que difumines todos los tonos a la perfección para conseguir un acabado súper natural.

¿Qué necesito para aplicarlo?

Existen kits de contouring en polvo o en stick (Barra) ¡Tú eliges cuál es la opción ideal!

Facestudio Master Contour Face Contouring Kit

Este es un kit de contouring en polvo súper chévere que te ayuda a definir tú rostro de forma sencilla y rápida. Incluye un bronceador, un rubor, un iluminador y una brocha de contorno angulada, además, los tonos combinables te permiten graduar la cobertura para personalizar tu look. Es ideal para todo tipo de pieles, especialmente para las pieles grasas.

Facestudio Master Contour V-Shape Duo Stick

Este es contouring en stick o en barra, que te permite definir el contorno e iluminar en 2 pasos y de forma muy muy fácil. Es ideal para todo tipo de pieles, especialmente para las pieles secas.

¿Cómo aplicarlo?

1. Cara ovalada

Si tu rostro es alargado, aplica el tono más claro debajo de los ojos en forma de triángulo invertido; después, aplica el tono oscuro a lo largo de toda la línea de crecimiento del pelo, en un trazo horizontal al final del mentón y encima de la línea lateral de la mandíbula.

2. Cara rectangular

Si tu frente es estrecha y la línea de la mandíbula más ancha.

El truco de contouring para este tipo de rostro se centra en marcar bien los pómulos y disimular la mandíbula.

Utiliza el tono oscuro por toda la línea de la mandíbula y desciende ligeramente hacia las sienes, también debajo de los pómulos con un trazo grueso y con otro en la línea de la mandíbula. ¿Y qué debes hacer con el tono claro? Dibuja un círculo en el centro de tu mentón y un triángulo invertido debajo de tus ojos.

3. Cara redonda

Si tu cara es igual de larga que ancha, tienes la cara redonda. Armoniza tus rasgos con un trazo vertical del tono oscuro que recorra los laterales de tu frente, las sienes y rodee tus pómulos. Ahora solo te queda dibujar un círculo en el centro de la frente, en un triángulo invertido debajo de tus ojos y un óvalo tumbado en el centro de la barbilla y… ¡difumina!

4. Cara cuadrada

Si tu frente y tu mandíbula tienen anchos muy similares. Aplica el tono oscuro en tus sienes, en la zona por encima de la mandíbula y en tus mejillas. Después, haz lo mismo con el tono claro, pero debajo de tus ojos y del arco inferior de tus cejas y en el centro del mentón.

5. Cara diamante

Si tu frente y mandíbula son estrechos y tus pómulos son prominentes.

Para equilibrar y armonizar tus rasgos aplica el tono más claro en el centro de la frente y el mentón, además, debajo de los ojos en forma de triángulo invertido. Después, marca tus pómulos con el tono más oscuro con una línea debajo de tus mejillas. Finalmente ¡Difumina!

6. Cara triangular

Por último, si tu cara tiene forma triangular y tienes línea de crecimiento del pelo más ancha que la zona de la mandíbula, redondéala con un trazo el tono oscuro en la parte superior de la frente y dibuja un círculo en el centro de la barbilla y encima de la mandíbula. Notarás como tu rostro se lucirá armonioso y equilibrado.

¿Lista para esculpir tu rostro y lucir perfecta? Recuerda siempre difuminar muy bien para conseguir un acabado súper natural.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.