Cómo aplicar rubor en las mejillas

¿Cómo aplicar rubor en las mejillas? ¡Lleva tu maquillaje a otro nivel!

El rubor aporta un look súper lindo y cálido en nuestro rostro, pero para lograr un efecto muy natural y ligero, es bien importante usar el tono correcto además de aplicarlo de la forma adecuada ¿Te gustaría aprender a usarlo como toda una profesional?, entonces no dejes pasar esta guía sobre cómo aplicar el rubor en las mejillas y cómo lograr una perfecta dimensión.

Elijamos el color

Lo primero que vamos a hacer, es definir la tonalidad de rubor que mejor se adapta a tu piel para lograr un acabado natural.

  • Piel blanca: Si tu piel es muy clara, los tonos más favorecedores son los tonos suaves como el rosa, coral claro o durazno. Te recomendamos los tonos Pink 25, Mauve 20 o Peach 40 de la línea de rubores Fit me® blush.
  • Piel trigueña: Para este tono de piel, nada mejor que las tonalidades ladrillo como el coral, malva o durazno oscuro. Puedes dar un vistazo a los tonos Coral 35, Medium nude 208 o Nude 15 de Fit me® blush para lograr el look perfecto.
  • el morena: Si tu piel es morenita, una tonalidad refrescante como el fucsia, iluminará tu rostro automáticamente. Puedes usar el tono Light rose 102 o Deep wine 310 de Fit me® blush. Si prefieres un acabado más discreto, la tonalidad Nude 15 es ideal para ti.

Pasemos a la aplicación del rubor

Ahora que ya sabes cuál o cuáles son los tonos ideales según tu color de piel, vamos a mostrarte cómo aplicarlo de forma correcta para lograr un look bien definido y, a la vez, ligero.

Paso 1: Una vez aplicada la base de maquillaje y los polvos compactos, toma una brocha grande o mediana y deslízala sobre el producto.

Paso 2: Ahora aplica el rubor justo por debajo del hueso del pómulo y empieza a difuminar hacía las sienes, realizando movimientos circulares con la brocha.

Paso 3: Si quieres intensificar un poquito más el tono, puedes tomar nuevamente un poco de rubor y acentuar.

Es muy importante que uses una brocha grande o mediana para que el efecto sea más natural. Además, procura usar poco producto para que el maquillaje no luzca muy cargado.

Si se te fue la mano con la aplicación del rubor, ¡tranquila! Puedes limpiar la brocha y difuminar suavemente o aplicar un poquito de polvos compactos para atenuar.

Define como toda una profesional

Ya hemos visto la forma básica de aplicar el rubor, pero si buscas ir un paso más allá y definir tus pómulos a un nivel superior, toma un iluminador, tu rubor y un contouring y sigue estos pasos:

Paso 1: Empieza por aplicar el iluminador desde las sienes hacía el hueso de los pómulos.

Paso 2: Ahora toma el rubor y aplícalo sobre las mejillas, asegurándote de deslizarlo hacía las sienes con movimientos circulares.

Paso 3. Finalmente, toma el tono contourning (Importante que sea en polvo) y aplícalo por debajo de las mejillas hacía las sienes.


¡Uh! parece que O Crea una cuenta.