Base de maquillaje: cómo aplicarla para que quede natural

Cuando aplicamos la base de maquillaje buscamos que el aspecto de nuestra piel mejore, que luzca uniforme, libre de “imperfecciones” y todo esto sin que se note ¿verdad?

Por eso, conseguir un efecto de “segunda piel” con la base suele ser un objetivo principal que no siempre resulta fácil de conseguir, sin embargo, es cuestión de poner en práctica unos cuantos tips y trucos para lograrlo ¿Quieres conocerlos? Pues sin dar más rodeos ¡Vamos a descubrirlos!

Tips para lograr que la base de maquillaje luzca natural

1. Elige el tono adecuado 

Suena basta obvio, pero elegir muy bien el tono de la base es esencial para lograr un acabado natural. Un truco para elegir el tono correcto es probarla sobre el cuello o sobre la mandíbula, de esta manera verás si se mimetiza bien con tu rostro. Además, es importante que la pruebes con luz natural para un resultado más exacto. 

2. La textura adecuada

Algunas bases de alta cobertura funcionan muy bien para corregir “imperfecciones” y lograr un tono uniforme en el rostro, sin embargo, algunas de estas bases generan un acabado acartonado debido a su consistencia espesa. Una buena idea es mezclarla con un poco de crema hidratante para aligerarla y darle un acabado más suave y natural. 

Con la base Super Stay® Full Coverage Foundation no tienes que preocuparte por este punto porque su fórmula es ligera, pero brinda una cobertura de gran impacto, además se desliza fácilmente en la piel para brindar un acabado impecable y súper natural por más tiempo. Con esto, vas a la fija.

3. Aplicación: ¿Yema de los dedos, brocha o esponja?

Aunque esto va en cuestión de gustos, la mejor manera de lograr un efecto natural es usando muy poca cantidad de producto y trabajándolo con una brocha creando una capa suave encima de nuestra piel. 

4. El truco de la brocha (que no toca la piel)

A la hora de extender la base con la brocha, el truco está en mover la brocha rápida y ligeramente haciendo movimientos de vaivén, casi sin tocar la piel para que con el roce solo cubras lo que quieres disimular, y tu rostro se vea más natural que nunca. Y una cosa más, empieza siempre desde el centro del rostro siguiendo hacia el exterior. 

5. ¿Aplicación de polvos compactos? 

Suena un poco contradictorio hablar de la aplicación de polvos, si lo que buscamos es un efecto natural, sin embargo, son muy útiles para 

para sellar y eliminar el brillo en ciertas zonas. Para hacerlo, te recomendamos usar una brocha no muy compacta que ayudar a depositar la cantidad necesaria y a no sobrecargar la piel.

¡Listo! Sigue estos trucos y luce una piel radiante y con efecto súper natural. 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.